Receta fitness: hamburguesa a la griega

Si estáis a dieta os habrá ocurrido que, en muchas ocasiones, llegáis a aborrecer el pollo, un básico en cualquier dieta, sea de pérdida de peso, volumen o definición, sobre todo por la falta de ideas a la hora de prepararlo.

Lo habitual es prepararlo a la plancha, pero suele quedar seco y se convierte en una comida aburrida.

Las hamburguesas de pollo pueden ser una buena opción pero las que encontramos en los supermercados contienen gran cantidad de aditivos poco saludables, sal y, además, no nos garantizan un alto contenido en carne magra de pollo.

IMG_2443

Hoy os traemos una sencilla receta para poder comer el pollo de otra manera, con sabor, pero sin aditivos nocivos para la salud.

Además, el sabor de este plato nos recuerda mucho a los kebabs o gyros, con lo cual nos ayudará a sobrellevar las ansias por la “comida basura”.

INGREDIENTES (PARA DOS HAMBURGUESAS):

-200 gramos de pechuga de pollo sin piel ni grasa

-1 clara de huevo

-Especias (hemos utilizado el sazonado Gyros del Lidl pero podéis encontrar sazonadores similares en cualquier supermercado o mezclar varias especias que os gusten, como la pimienta, la nuez moscada, la cúrcuma… todas ellas además estimulan la termogénesis y ayudan a quemar grasa!)

IMG_2444

Picamos muy bien la carne de pollo con la picadora y mezclamos con la clara de huevo.

Sazonamos al gusto y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.

Sobre un papel de film, dividimos la mezcla en 2 y aplastamos cada una con otro film a fin de obtener una masa plana, con forma de hamburguesa. Es importante manejarlas con el film ya que la masa es pegajosa, debido a la clara de huevo, y si no será difícil de manipular.

Hacemos a la plancha, con unas gotas de aceite de oliva o de coco.

PARA LA SALSA DE YOGUR:

-50g de yogur griego natural (si estás en definición o volumen, para aprovechar las grasas saludables que contiene este yogur. Si tu dieta es hipocalórica utiliza la versión 0%)

-Unas gotas de aceite de oliva virgen extra

-Una pizca de sal rosa del Himalaya

-Hierbabuena y perejil al gusto

Mezclamos todo bien hasta que el aceite y el yogur se fundan y estará lista para servir.

 

Como veis es una receta muy sencilla y nos aseguramos de estar comiendo pollo 100%, sin aditivos dañinos y sin grasa, pero con el sabor de las especias, que le da un toque exótico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s